18
Jue, Abr

icpc-1

Por primera vez en la historia de la FCEIA, un grupo de alumnos de la carrera Licenciatura en Ciencias de la Computación es finalista del prestigioso certamen de programación “ACM International Collegiate Programming Contest (ICPC)”, y participarán en la final, que se desarrollará del 16 al 21 de mayo del 2015 en Marruecos.Mariano, Martín y Pablo en la competencia regional.

Mariano Crosetti, Martín Villagra y Pablo Zimmermann son los tres alumnos de la FCEIA que participaron bajo el nombre "Caloventor en Dos" y lograron obtener el segundo lugar en la competencia regional que se desarrolló el 8 de noviembre en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde participaron alrededor de 160 equipos de diferentes universidades de Argentina, Perú, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Cómo es la competencia

La ACM International Collegiate Programming Contest es una competición anual de programación patrocinada por IBM donde participan grupos de universidades de todo el mundo. Como cuentan los alumnos, la competición tiene distintas fases clasificatorias, en algunas universidades se desarrollan instancias de competencia locales, que son opcionales, y luego pueden participar un máximo de cuatro equipos por universidad en la fase regional, que en este caso se desarrolló el 8 de noviembre en la UBA.

Los equipos de cada universidad compiten en la fase regional con otros equipos de universidades próximas geográficamente. Hay más de 30 regiones en todo el mundo, algunas agrupan varios países, como la región Sudamérica Sur que incluye a nuestro país junto con Perú, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay y otras se conforman por son un sólo país, como Brasil y en otros casos, por ejemplo Estados Unidos, es un país que está dividido en varias regiones.

“La competencia consta de resolver alrededor de diez problemas en cinco horas, cada uno con distintos niveles de dificultad. A medida que cada equipo avanza y va resolviendo problemas, va apareciendo en una pantalla su puntaje, es decir, cada grupo va viendo su posición en la competencia en tiempo real” señala Martín, y Pablo agrega “Íbamos viendo que estábamos primeros, después segundos, de repente nos estábamos quedando afuera, había mucha presión”.

Trabajo en equipo

El grupo “Caloventor en Dos” está formado por tres alumnos de la carrera Licenciatura en Ciencias de la Computación, que se unieron con el objetivo de participar de la competencia. Durante todo el año se reunieron semanalmente a practicar, “entrenar”, como llaman ellos. De esa manera, se prepararon, a la par que continuaron con sus estudios de la carrera de Licenciatura en Ciencias de la Computación, para poder llegar bien preparados a la competencia regional.

Resolvimos 7 problemas de 11, salimos segundos de la región, había alrededor de 160 equipos compitiendo” cuenta Pablo, quien resalta el aspecto que para ellos fue clave: el trabajo en equipo, la organización, donde cada uno tenía una función, una tarea determinada que cumplir en el equipo. “Somos un rejunte, yo había participado en una competencia de Matemática, Martín en informática, Mariano que conoce de todo un poco. Teníamos idea de competencias, pero si no podíamos funcionar en equipo, no quedábamos ni cerca” acentúa.

Con respecto a los excelentes resultados que el grupo “Caloventor en Dos” logró en la competencia regional, Martín comenta “Yo sabía que teníamos posibilidades, nos preparamos mucho, nos reuníamos cada semana y media, entrenamos por nuestra cuenta”. “Es muy interesante todas las cosas que la competencia genera, por ejemplo Martín descubrió una estructura de datos para poder hacer las cosas más eficientes, el hecho de incentivarnos a que investiguemos, hace que surjan otras formas de pensar, a nosotros nos sirve mucho. Creo que en la UNR podría haber algún tipo de competencia local, con similares características, para que todos tengan la posibilidad de participar”.

Marruecos 2015: la final mundial

La final se celebra cada año en un lugar del mundo distinto y reúne a los equipos ganadores de todas las competiciones regionales. “La competencia final es muchísimo más difícil, por eso ahora vamos a entrenar mucho más para tener un buen resultado. En la final participa gente que compite hace muchos años y tiene más oportunidades de competir en su país, reciben entrenamiento en la facultad” cuenta Martín.

Práctica, constancia y compañerismo, fueron elementos fundamentales para que este grupo de la Facultad haga historia, siendo el primero en llegar a una final de la ACM. Ahora queda la última instancia, y el grupo se muestra optimista y con ganas de obtener un buen resultado.