19
Vie, Abr

Compartimos la experiencia de Agostina Sigulin, alumna avanzada de la carrera de Ingeniería Mecánica de la FCEIA quien se encuentra realizando una pasantía en el laboratorio del INSA en Blois, Francia. 

Mi nombre es Agostina Sigulin y soy estudiante avanzada de la carrera de Ingeniería Mecánica de la FCEIA en la UNR. En estos momentos me encuentro realizando una pasantía en el laboratorio del INSA (Institut National des Sciences Appliquées, o en español, Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas) en la ciudad de Blois, Francia.

Previamente en este laboratorio se estudió un algoritmo cuyo objetivo es predecir fallas tempranas en estructuras mediante la observación de las frecuencias naturales. Mi trabajo consta de continuar con la investigación de ciertos parámetros de este algoritmo para mejorar su performance.

Imagen 3

Hace ya un poco más de 3 meses que estoy trabajando y durante todo este tiempo siempre me sentí capacitada para discutir con mi tutor sobre los diversos resultados de mi investigación, compartir charlas con diversos compañeros y compañeras sobre temáticas ingenieriles, realizar lecturas de publicaciones científicas avanzadas, entre otras cosas.

El alto nivel de educación que brinda la FCEIA permitió que pueda sentirme de esa manera. Nuestra universidad forma excelentes profesionales que están aptos para competir en cualquier lugar del mundo y con la experiencia de este intercambio lo puedo afirmar. Siempre estaré agradecida de haber podido recibir una educación universitaria de gran nivel de forma pública y gratuita, dato que no debemos dejar de pasar por alto.

En cuanto al idioma en la universidad, me manejo en inglés para todo; las lecturas, charlas y presentaciones, redacciones de reportes, etc. Tener conocimientos de inglés es una herramienta clave a la hora de querer realizar un intercambio, permite que, hasta el momento que logres dominar el idioma del país, puedas comunicarte y no sentirte solo o sola.
Fuera del horario laboral, estoy avanzando con el aprendizaje de francés gracias a que estoy viviendo en la casa de una pareja francesa, quienes muy amablemente me han ayudado poco a poco a conocer el idioma.

Estoy muy contenta por esta oportunidad, ya que no solo me permite explorar un nuevo campo para mí como lo es la investigación, sino también poder realizar un intercambio cultural. En el laboratorio he tenido compañeros y compañeras de diversas nacionalidades, culturas y religiones. Poder compartir e intercambiar con ellos nuestras diferentes formas de vivir me ha enriquecido mucho como persona.

Imagen 1

Recomiendo a cualquier alumna o alumno que esté pensando en la idea de realizar un intercambio, que no lo piense más y que se postule a la una convocatoria. No hay experiencia más increíble para crecer personal y profesionalmente.