Sidebar

25
Dom, Jul

La FCEIA recibirá financiamiento para poner en marcha dos proyectos que fueron presentados en la convocatoria “Demandas estratégicas en el marco de la emergencia sanitaria 2020” de la ASaCTei.

Se trata de los proyectos “Bicilogística colaborativa: distribución sostenible para la reactivación del comercio de cercanía”, cuya responsable es la Mg. Ing. María Laura Pagani, Directora del Instituto de Estudios de Transporte (IET) y “Los Héroes del Barrio”: Caja de herramientas para mejorar el acceso al agua potable y saneamiento en barrios vulnerables”, a cargo de la Ing. Virginia Pacini, Directora del Centro de Ingeniería Sanitaria (CIS).

“Demandas estratégicas en el marco de la emergencia sanitaria 2020”, DEMES 2020, fue la convocatoria lanzada el año pasado por la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación (ASaCTei), dependiente de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación, perteneciente al Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Santa Fe. Esta iniciativa apunta a fomentar, dentro del sistema de ciencia, tecnología e innovación de la provincia de Santa Fe, la implementación de proyectos de investigación y desarrollo orientados a atender las problemáticas socioproductivas que se generaron a partir del contexto de la pandemia COVID-19. Los proyectos seleccionados desarrollan actividades de I+D aplicada y de innovación tecnológica y están orientados a resolver demandas relacionadas a las problemáticas económicas, sociales y productivas de la provincia de Santa Fe, explicitando la aplicabilidad y transferencia de los resultados esperados.

Dos fueron los trabajos elegidos de la FCEIA para recibir financiamiento y de esta manera, poder concretarse. Por un lado, un proyecto que apunta a promover el uso de bicicletas cargo con pedaleo asistido (PA) con motor eléctrico para llevar a cabo la distribución de mercancías de los comercios de cercanía, teniendo en cuenta que la pandemia obligó a los mismos a repensarse y buscar estrategias para subsistir. Otra de las problemáticas que expuso la pandemia fue la vulnerabilidad y fragilidad en el sistema de abastecimiento de agua en barrios de Rosario, en este sentido, el otro proyecto seleccionado propone herramientas para que los vecinos y vecinas trabajen en el mejoramiento del acceso a este bien tan necesario tanto para la higiene como para la salud humana.

En una bici que me lleve hacia el mercado

A partir de la pandemia, uno de los rubros que sufrió grandes cambios fue el comercio minorista, que se vio obligado durante el aislamiento a repensar sus formas de vender y distribuir sus productos. Debido a las restricciones en la atención al público, las herramientas tecnológicas ayudaron a establecer relaciones que antes eran personales. Este proceso impactó en los costos de los comerciantes, quienes tuvieron que hacerse cargo de la distribución de mercaderías al consumidor final, y también impactó en el entorno urbano, en tanto, más vehículos (bicicletas, motos, autos) ocuparon las calles.

La propuesta “Bicilogística colaborativa: distribución sostenible para la reactivación del comercio de cercanía” del Instituto de Estudios de Transporte busca mejorar la distribución de mercancías de los comercios barriales, brindando una solución de triple impacto: económica, social y ecológica, para lo cual se pretende promover el uso de bicis cargo con pedaleo asistido (PA) con motor eléctrico en la distribución de mercancías, cuyos beneficios son la disminución de los costos, la creación de nuevos empleos, la mejora de la calidad de vida y el cuidado del medio ambiente y el espacio público.

El lugar elegido para la implementación del trabajo es el Paseo Comercial (PC) Belgrano y se contará con la sinergia entre comerciantes que gestionarán un sistema colaborativo de distribución de mercancías. A través de actividades de concientización, diálogo e intercambio se caracterizará la dinámica de distribución de mercancías.  El diseño e implementación de la prueba piloto y el seguimiento y monitoreo de la misma, habilitaran las conclusiones y recomendaciones. Finalmente, se proyecta replicar la experiencia a otros centros comerciales de la ciudad de Rosario u otros núcleos urbanos.

El agua en los barrios

El agua y saneamiento constituyen un derecho humano establecido por la ONU. La pandemia Covid-19 dejó al desnudo que la falta de agua para higiene y bebida, no solo es un problema de salud pública sino que frena el desarrollo y la reactivación económica de las familias. En Rosario existen aproximadamente 300.000 personas distribuidas en más de 120 barrios vulnerables en donde no están asegurados el abastecimiento de agua segura y acceso al saneamiento, por lo tanto, la provisión de agua se realiza mediante conexiones informales, que se traducen en pérdidas físicas de agua potable, a lo que se suma que los desagües pluviales escasos están cubiertos de residuos sólidos urbanos, por donde viajan las mangueras de agua potable, que dado un corte del servicio, presentan contaminación cruzada.

El proyecto “Los Héroes del Barrio”: Caja de herramientas para mejorar el acceso al agua potable y saneamiento en barrios vulnerables, del Centro de Ingeniería Sanitaria tiene como objetivos desarrollar una “Caja de Herramientas” para “Los héroes del barrio”, que son las vecinas y vecinos que se capacitarán y trabajarán para mejorar el acceso a agua segura y saneamiento de su propio barrio y a futuro otros. En este sentido, se busca promover el intercambio de conocimientos entre comunidad científica y los sectores vulnerables azotados por la pandemia; fortalecer la  cooperativa barrial través de  capacitación en oficio  relacionado al saneamiento básico; revalorizar el trabajo en mejorar del hábitat y la calidad de vida y brindar herramientas para mejora de distribución y conducción de agua potable/servidas/pluviales, entre otros objetivos del proyecto.