26
Jue, Nov

El Centro de Ingeniería Sanitaria (CIS) de la FCEIA pone en marcha el Programa Barrios, con el que se busca generar un aporte genuino a la comunidad, apoyándose en la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, aprobada por la ONU en 2015.

Actualmente más del 50% de la población mundial vive en ciudades. Asimismo 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros y 6 de cada 10 carecen de acceso a instalaciones de saneamiento gestionadas de forma segura. Para 2050 el 70% de la población mundial vivirá en las periferias de las ciudades donde las condiciones de vulnerabilidad serán cada vez más profundas y la solución a la falta de saneamiento cada vez más aguda. El cambio climático agudiza esta incapacidad de resolver el problema de la falta de saneamiento porque cada vez más zonas entrarán en un estrés hídrico y/o aumentará el riesgo de las inundaciones.

Tomando en cuenta esta previsión el CIS, y siguiendo con la línea fijada desde su creación en 1970 sobre soluciones basadas en tecnologías apropiadas, se propuso contribuir desde la Universidad Pública al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados la Organización de las Naciones Unidas, en la cumbre mundial para el desarrollo sostenible de 2015. En particular, el Programa Barrios FCEIA, se enfoca en el ODS6 que plantea garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos y el único camino posible es el planteado por el ODS17, enfocado en revalorizar las alianzas para el logro del objetivo (Comunidad, Gobierno y Academia).

Para implementar un aporte concreto en la comunidad de Rosario y Gran Rosario en una primera etapa, la FCEIA establece, bajo la coordinación del CIS, un Programa Permanente de Extensión e Investigación. Este Programa, se encuentra disponible en la Web oficial de CIS-FCEIA para que pueda ser replicado por otras Universidades del país

“La FCEIA es un semillero de profesionales de excelencia, que luego en su vida profesional actúan, no sólo ejerciendo su profesión independiente, en empresas e industrias de la región, sino que se insertan en distintas organizaciones de gobierno y prestadores de servicios, organizaciones de la sociedad civil, movimiento cooperativo, entre otras, con real poder de toma de decisiones. Es nuestra responsabilidad formarlas y formarlos como profesionales sensibles a los problemas reales sociales, y la falta de agua segura y saneamiento básico es uno de ellos, como lo son el acceso a una educación de calidad, la salud, la conectividad urbana, etc. Está en nuestras manos que esos problemas se pongan en la agenda permanente”, comenta Virginia Pacini, Directora del Centro de Ingeniería Sanitaria de la FCEIA.

En muchas ocasiones, existe una planificación o proyección en el tiempo para proveer a barrios populares y concentraciones habitacionales, sobretodo en la periferia de las grandes ciudades, del servicio de agua adecuado para cada sector. Sin embargo, la concreción de las obras puede implicar plazos de tiempo desfasados de las necesidades concretas de los vecinos. Es por ello, que el proyecto encabezado por el CIS propone también la búsqueda de alternativas innovadoras y de ejecución más rápida que mejoren la calidad de vida de quienes habitan esos barrios. Sumado a ello, la posibilidad de acceder a financiamientos disponibles para obras de pequeña o mediana dimensión facilitará la implementación de las mejoras propuestas, donde se buscará además involucrar a los propios vecinos haciendo contacto con vecinales y cooperativas que se apropien de dichas ideas.

A partir del programa elaborado por el CIS se instalará en la agenda académica una renovación semestral de proyectos de ingeniería realizados por alumnas/os, exalumnas/os, dirigidos por docentes e investigadoras/es, con el asesoramiento de expertas/os en la materia, primando los conceptos de la sostenibilidad, innovación y tecnologías apropiadas aplicados al saneamiento. Así, desde diferentes dispositivos como proyectos de investigación, de vinculación y/o proyectos finales de carrera, se podrán abordar situaciones concretas en barrios de la ciudad planteando soluciones innovadoras y proponiendo alternativas creativas para problemáticas de gestión sostenible del agua y saneamiento.

El Programa Barrios y la pandemia de COVID-19

En sentido amplio, el saneamiento básico se refiere a cuatro aspectos: el acceso a agua potable/segura para consumo e higiene (en cantidad y calidad), la disposición de las excretas, efluentes cloacales, redes de desagües pluviales y la gestión integral de los residuos sólidos urbanos. Estos cuatro aspectos están íntimamente entrelazados, cuanto más vulnerable es la trama urbana.

La pandemia mundial provocada por el COVID-19, dejó al descubierto el problema estructural existente de la falta de la equidad en la distribución del saneamiento básico, muy ligado a la distribución de la riqueza. Si bien las comunidades vulnerables pueden ser abastecidas mediante sistema de canillas públicas /bidones/camiones tanques, etc. para cubrir necesidades de agua de bebida, es mucho más complejo asegurar la accesibilidad y continuidad del agua para higiene en los hogares.

“Uno de los objetivos del Programa es poner a disposición a la Universidad como nexo entre las necesidades de la sociedad civil y el Estado, en un rol independiente de vocación de servicio, desarrollando soluciones innovadoras que rompan con los paradigmas preestablecidos, que permitan, aplacar los problemas más urgentes, sin perder de vista la planificación a largo plazo”, afirma Pacini.

El problema sanitario al que nos enfrentamos, y que esta pandemia evidenció, es la situación precaria de las personas que se encuentran en asentamientos irregulares y con ninguna posibilidad en el corto plazo de ingresar al sistema de abastecimiento de agua y saneamiento formal. En este sentido, garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todas y todos cobra una relevancia aún mayor.

Respecto a las expectativas generadas en torno al Programa Barrios FCEIA, Virginia Pacini afirma: “Las expectativas son altas, se presentó en algunas secretarias y áreas del Gobierno de la Provincia de Santa Fe, de la Municipalidad de Rosario y de la empresa prestadora del servicio de agua de la ciudad y todos nos están brindando su apoyo. Esperamos poder formalizar este compromiso de colaboración mutua mediante la firma de Convenios de Extensión que nos ayuden a brindar sostenibilidad al Programa, especialmente en la búsqueda de datos básicos que necesitan lo alumnos de la Facultad para la realización de los distintos proyectos. Las organizaciones de la sociedad civil de los barrios elegidos para este semestre también están brindando su colaboración. Dentro de la propia Facultad tenemos el compromiso de distintas cátedras, ya se han sumado más de 30 estudiantes y exalumnas/os de Ingeniería Civil, organizados en principio en 6 grupos, avanzaremos con adscripciones, proyectos finales de carrera y prácticas profesionales supervisadas en el ámbito de la propia Facultad”.

Los Barrios en los cuales ya se empezó a realizar el diagnóstico son: Nuevo Alberdi, Nuevo Alberdi Rural, San Francisquito, Puente Gallego, El Cañaveral (en Rosario) y Camino de la Vida (ex camino muerto) en Granadero Baigorria. “Se proyecta buscar financiamiento, no sólo para el Programa sino para poder llevar acciones en los mismos barrios, como talleres de formación entre otras ideas” comenta Pacini y para finalizar realiza una invitación: “Toda la comunidad universitaria está invitada a sumarse a esta iniciativa, ya que la mejora de la calidad de vida de la gente tiene muchas aristas y necesidades y todos podemos hacer algo, así que los esperamos en el Programa Barrios…y Pura Vida!!”

Final 1